LA HORA EN LIMA,QUITO,BOGOTA, PANAMA, NUEVA YORK

Seguidores

EL TIEMPO EN MEXICO POR CIUDADES

EL TIEMPO EN LA ARGENTINA POR CIUDADES

TRADUCE ESTE BLOG A TU IDIOMA

22 JULIO 2011 URUGUAYOS COMPRAN ENTRADAS DE LA TRIBUNA PARAGUAYA Y SE JACTAN EN SU PRENSA DE HACERLES LA JUGADA A LOS PARAGUAYOS

22 JULIO 2011 URUGUAYOS COMPRAN ENTRADAS DE LA TRIBUNA PARAGUAYA Y SE JACTAN EN SU PRENSA DE HACERLES LA JUGADA A LOS PARAGUAYOS
(DIARIO LA REPUBLICA DE URUGUAY)
aGoTaDaS. LOS HINCHAS GUARANÍES NI SE DIERON CUENTA DE LA JUGADA
Uruguayos compraron para tribuna paraguaya
La empresa Ticketek, encargada de la venta de entradas para la final, puso una boletería para cada hinchada. Al agotarse las de Uruguay, los organizadores comenzaron a venderle a los orientales localidades para la tribuna de Paraguay.
Alas 9 de la mañana empezó a formarse la cola para conseguir entradas. El lugar escogido por los organizadores fue el Estadio ?Cubierto Malvinas Argentinas?, bastante alejado del centro de la ciudad. En la página web de Ticketek, la empresa que tomó a su cargo la comercialización de estos boletos, se brindó al público la información necesaria para llegar a ese lugar, incluyendo un mapa con la ubicación del gimnasio y hasta las líneas de colectivo que llegaban hasta allí.
Hasta el mediodía todo transcurría con normalidad, vendiéndose de hasta 4 entradas por persona. Pero cerca de las 13.00 horas, al percatarse de que continuaban las enormes colas y no alcanzarían los tiques para todos, los organizadores decidieron bajar a 2 la cantidad de boletos permitidos por cada comprador. El precio de cada entrada es de 80 pesos argentinos (400 pesos uruguayos), y había 4.000 boletos para los hinchas uruguayos, y 4.000 para los paraguayos. Prolijamente, los orientales hacían la cola hacia un lado y los guaraníes hacia el otro. No había siquiera bromas entre las hinchadas, y la presencia policial estaba solamente para ordenar las filas.

Agotadas en Uruguay
En una recorrida por los alrededores del gimnasio donde se vendieron las entradas, era notorio que del sector de Uruguay había más del doble de gente que del paraguayo. De eso mismo se percataron los organizadores de la venta, que primero limitaron la cantidad de entradas para los orientales, bajando el límite de 4 por persona a 2. Y una hora después decidieron romper la fila, colocar un vallado, y decirles a los que quedaban del lado de afuera ?hasta aquí hay entradas, para ustedes no?. Fue un momento duro para quienes se quedaron del lado de afuera del vallado. ?Nos perdemos la final, no puede ser?, se lamentaban.
Finalmente, la organización decidió que cuando se agotaran las entradas para los uruguayos, empezarían a venderles para el sector de Paraguay. Y así fue. Sin que los hinchas guaraníes se percataran de lo que estaba sucediendo. Lo normal, lo justo, era que a los uruguayos les vendieran lugares para la tribuna paraguaya siempre y cuando todos los hinchas guaraníes ya se hubieran asegurado su boleto. A los hinchas de la albirroja se les siguió vendiendo hasta cuatro boletos por persona, pero a los uruguayos se le vendió de a dos y luego de a una.multItud. Miles de uruguayos y paraguayos fueron a comprar su entrada al gimnasio ?Malvinas Argentinas?.
?QUé GARRÓN, YO PENSé QUE IbA A SER MáS fáCIL?
Al inspector Luis Alfani, jefe del operativo policial que se montó para la seguridad en la venta de las 8.000 entradas, le comentamos que la gente había estado llamando a la empresa Ticketek y no les informaban nada sobre cómo sería la venta, y que nosotros nos comunicamos con el sector prensa de Ticketek y tampoco nadie supo informarnos nada. El inspector nos explicaba: ?Lo que pasa es que Ticketek depende de AFA?, y tras comentarle de la posibilidad de que alguien estuviera sacando un provecho económico de esta situación, nos dijo: ?Yo no sé si alguien está haciendo negocio, no me interesa?. Se supone que un policía no debería decir que no le importa si alguien está haciendo negocio con esto. Fue por eso que tras pronunciar esa frase, el inspector quiso arreglarla diciendo ?no es que no me interese, lo que pasa es que no estoy en conocimiento de eso?. El inspector siguió yendo de arriba para abajo, intentando organizar a miles de personas que esperaban para comprar su boleto, hasta que, ya cansado de esa tarea, pasó junto a nosotros y nos comentó: ?Qué garrón que es eso, yo pensé que iba a ser mucho más fácil?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

BLOGITALIA

BlogItalia - La directory italiana dei blog

MUSICA SHAKIRA

MUSICA SHAKIRA