LA HORA EN LIMA,QUITO,BOGOTA, PANAMA, NUEVA YORK

Seguidores

EL TIEMPO EN MEXICO POR CIUDADES

EL TIEMPO EN LA ARGENTINA POR CIUDADES

TRADUCE ESTE BLOG A TU IDIOMA

30 JULIO 2011 CINE LOS PITUFOS 3D Los duendes existen

30 JULIO 2011 CINE LOS PITUFOS 3D Los duendes existen
(X CLARIN DE ARGENTINA)
Entrevista Llega “Los Pitufos 3D” El director de “Scooby Doo”, un productor y los intérpretes que interactúan con los dibujitos hablan del salto de los duendes azules a la pantalla grande.


30.07.2011 Por Diego Lerer dlerer@clarin.com
Los Pitufos Un ícono de los años ‘80 a partir del dibujo animado, Los Pitufos provienen en realidad de un cómic creado en 1958 por el artista gráfico belga Peyo. Pero más allá de algunas no muy destacables incursiones en el cine ( Los Pitufos y la flauta mágica , conocida aquí en 1983, es la más... recordable), los personajes no habían tenido hasta ahora una incursión a gran escala de parte de Hollywood.

Esa espera terminó ayer con el estreno de Los Pitufos 3D en los Estados Unidos. El filme, que mezcla animación con actores y se centra en las desventuras de los pequeños personajes azules cuando se pierden en Nueva York, llegará a la Argentina el jueves y cuenta con las actuaciones de las estrellas televisivas Neil Patrick Harris ( How I Met Your Mother ) y la colombiana Sofia Vergara ( Modern Family ), junto a Hank Azaria, que interpreta al clásico villano de la serie, Gargamel.

En Cancún, semanas antes del estreno, Clarín estuvo con los actores, el director Raja Gosnell ( Mi pobre angelito 3, Scooby-Doo ) y el productor Jordan Kerner para hablar de una película complicada de hacer, ya que despierta enorme expectativas entre dos tipos muy diferentes de fans: los chicos de entonces y los chicos de ahora.

“El presidente de NBC (canal que emitía Los Pitufos en los Estados Unidos en los ‘80) me mostró por primera vez los cómics en esa época -cuenta Kerner-. Y siempre me fascinaron: los estudiaba, los sabía de memoria. En 1997 le escribí a Veronique (la viuda de Peyo) por el tema de los derechos. Recién para 2002 los obtuvimos, gracias a la confianza que nos tuvo al creer que respetaríamos la visión del autor”.

¿Qué les interesó a ustedes del proyecto para querer involucrarse? Neil Patrick Harris: Para mí era importante que no fuese una película exclusivamente pensada para chicos. Sabía de la existencia de Los Pitufos , por supuesto, y me pareció una gran idea para hacerlo en 3D. Pero quería saber si iban a tratar de captar también a los fans de los dibujos de los ‘80. Me parecía un tema importante. Al conocerlos me di cuenta de que a los dos les interesaba respetar ese legado. Trabajamos el guión cuidando que los chistes fueran dirigidos a chicos y a adultos, y que los personajes humanos fueran lo más realistas posible.

Hank Azaria : Para mí, como con cualquier película, depende del guión. Me lo mandaron, me gustó y, especialmente para mí, al interpretar a Gargamel, me preguntaba lo mismo que me pregunto cada vez que tengo que hacer un villano: si será o no divertido. Sentí que sí, que Gargamel era parte del humor y no sólo “el malo de la historia”, y que Raja estaba abierto a mis ideas más absurdas sobre el personaje.

Sofía Vergara: Yo crecí en Colombia en los ‘80 y ‘90, y siempre fui fan de Los Pitufos . Era el programa más visto en esa época en mi país. Así que cuando me llegó el guión ya quería ser parte del proyecto. Al leerlo, me gustó el papel y me pareció divertido poder actuar con actores que admiro como Hank y Neil. Así que dije que sí, sin dudarlo.

“Los pitufos” tienen fanáticos de varias generaciones. ¿Cuál creen que es la razón de su éxito? Harris: Son simples y, a la vez, tienen una estructura muy sólida. Para los chicos son muy fáciles de reconocer por sus colores primarios y por la personalidad de cada uno, con las que cualquiera se puede identificar. Son historias clásicas y divertidas que funcionan con arquetipos. Yo no sabía que venían de una serie de historietas, no tenía idea quién era Peyo. Pensé que eran sólo los dibujos. Ahora siento que tienen más peso que el que tenían en la época en la que tenía los muñequitos y les prendía fuego... (risas).

Azaria: No sé qué es lo que los convirtió en exitosos, es algo intangible. Son divertidos, no sé. De hecho, recién ahora me doy cuenta de que son tan populares en todo el mundo. Pensaba que habían surgido como un dibujo de Hanna Barbera de los ‘80 y nada más. Así que, sí, estoy de acuerdo con todo lo que dijo Neil.

Gosnell: La clave para mí es que todos podemos vernos en ellos. Hay uno torpe, uno malhumorado... Y todos nos hemos sentido así en algún momento. Creo que la clave está en que tienen necesidades y sentimientos, y que no son más que una familia disfuncional que, en este caso, se deben unir para ayudar a un Pitufo en dificultades.

Gran parte del trabajo fue con pantalla verde, actuando con alguien que no existe. ¿Cómo fue eso? Harris: Diferente para cada uno. Sofía no tenía que interactuar con pitufos. Yo lo hice, pero en escenarios reales, así que no era tanto con pantalla verde. Nos ponían unos muñequitos y con ellos ensayábamos las situaciones y posiciones de cámara para saber dónde teníamos que ir y adónde había que mirar. Raja estaba en el piso, marcando todo. Una vez que hacíamos las pruebas sacaban los muñecos y ponían una marca en las posiciones con distintos colores. Además, las voces las hacían en el mismo momento desde otro cuarto, fue bastante complejo. Pero la idea era divertirse, improvisar y luego hacer la animación a partir de lo que surgía ahí. Lo mismo que los golpes y las caídas...

Azaria: Lo mío fue casi todo con pantalla verde... un vacío verde. Es raro, pero es nuestro trabajo imaginar cosas que no están ahí y hacerlas creíbles. Si no podemos hacer eso, entonces no deberíamos dedicarnos a esto. Aunque es cierto que esta vez fue un poco más extremo.

¿Por qué decidieron mudar a los Pitufos de su ambiente natural y llevarlos a Nueva York? Gosnell: La película arranca en la aldea de los Pitufos, que está excelente... Pero yo sentía que ya hay diez años de dibujos con ellos en la aldea y que, para darlos a conocer a un público nuevo y que, a la vez, los sientan como criaturas reales y vivas, era un buen desafío llevarlos al mundo real, hacerlos viajar arriba de un taxi o estar en la mano de Neil. Y a través de ellos ves la ciudad de otra manera, como si fuera salida de El mago de Oz . También era un tema importante de la película que los Pitufos lleven algo de su bondad a Nueva York, afectando a las personas de una manera positiva. Y por último, nos ayudó que James Cameron dijera que los Na’vi de Avatar eran “Pitufos grandes”. Nos parecía ideal hacer interactuar a los Pitufos originales con el mundo real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

BLOGITALIA

BlogItalia - La directory italiana dei blog

MUSICA SHAKIRA

MUSICA SHAKIRA