LA HORA EN LIMA,QUITO,BOGOTA, PANAMA, NUEVA YORK

Seguidores

EL TIEMPO EN MEXICO POR CIUDADES

EL TIEMPO EN LA ARGENTINA POR CIUDADES

TRADUCE ESTE BLOG A TU IDIOMA

31 JULIO 2011 EL PERU EN TITULARES LA PIEDRA DE TOQUE DE VARGAS LLOSA, LOS SONDEOS SOBRE EL DISCURSO, ENTREVISTA A PIÑERA DE CHILE EN UNA MAÑANA NUBOS

31 JULIO 2011 EL PERU EN TITULARES LA PIEDRA DE TOQUE DE VARGAS LLOSA, LOS SONDEOS SOBRE EL DISCURSO, ENTREVISTA A PIÑERA DE CHILE EN UNA MAÑANA NUBOSA EN LIMA.

Piedra de Toque: Más información, menos conocimiento, por Mario Vargas Llosa
¿Era usted un ávido lector hasta que un día descubrió la Internet y de pronto dejó de sentir el papel entre sus manos para sentarse horas de horas frente a una pantalla de una computadora? Si lo es, entonces no se puede perder hoy domingo la columna Piedra de Toque, del Nobel Mario Vargas Llosa, cuyo solo título "Más información, menos conocimiento", dice todo.

Más información, menos conocimiento

Por: Mario Vargas Llosa
Nicholas Carr estudió Literatura en Dartmouth College y en la Universidad de Harvard y todo indica que fue en su juventud un voraz lector de buenos libros. Luego, como le ocurrió a toda su generación, descubrió el ordenador, el Internet, los prodigios de la gran revolución informática de nuestro tiempo, y no sólo dedicó buena parte de su vida a valerse de todos los servicios online y a navegar mañana y tarde por la red; además, se hizo un profesional y un experto en las nuevas tecnologías de la comunicación sobre las que ha escrito extensamente en prestigiosas publicaciones de Estados Unidos e Inglaterra.

Un buen día descubrió que había dejado de ser un buen lector, y, casi casi, un lector. Su concentración se disipaba luego de una o dos páginas de un libro, y, sobre todo si aquello que leía era complejo y demandaba mucha atención y reflexión, surgía en su mente algo así como un recóndito rechazo a continuar con aquel empeño intelectual. Así lo cuenta: “Pierdo el sosiego y el hilo, empiezo a pensar qué otra cosa hacer. Me siento como si estuviese siempre arrastrando mi cerebro descentrado de vuelta al texto. La lectura profunda que solía venir naturalmente se ha convertido en un esfuerzo”.

Preocupado, tomó una decisión radical. A finales de 2007, él y su esposa abandonaron sus ultramodernas instalaciones de Boston y se fueron a vivir a una cabaña de las montañas de Colorado, donde no había telefonía móvil y el Internet llegaba tarde, mal y nunca. Allí, a lo largo de dos años, escribió el polémico libro que lo ha hecho famoso. Se titula en inglés The Shallows: What the Internet is Doing to Our Brains y, en español: Superficiales: ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes? (Taurus, 2011). Lo acabo de leer, de un tirón, y he quedado fascinado, asustado y entristecido.

Carr no es un renegado de la informática, no se ha vuelto un ludita contemporáneo que quisiera acabar con todas las computadoras, ni mucho menos. En su libro reconoce la extraordinaria aportación que servicios como el de Google, Twitter, Facebook o Skype prestan a la información y a la comunicación, el tiempo que ahorran, la facilidad con que una inmensa cantidad de seres humanos pueden compartir experiencias, los beneficios que todo esto acarrea a las empresas, a la investigación científica y al desarrollo económico de las naciones.

Pero todo esto tiene un precio y, en última instancia, significará una transformación tan grande en nuestra vida cultural y en la manera de operar del cerebro humano como lo fue el descubrimiento de la imprenta por Johannes Gutenberg en el siglo XV que generalizó la lectura de libros, hasta entonces confinada en una minoría insignificante de clérigos, intelectuales y aristócratas. El libro de Carr es una reivindicación de las teorías del ahora olvidado Marshall McLuhan, a quien nadie hizo mucho caso cuando, hace más de medio siglo, aseguró que los medios no son nunca meros vehículos de un contenido, que ejercen una solapada influencia sobre éste, y que, a largo plazo, modifican nuestra manera de pensar y de actuar. McLuhan se refería sobre todo a la televisión, pero la argumentación del libro de Carr y los abundantes experimentos y testimonios que cita en su apoyo indican que semejante tesis alcanza una extraordinaria actualidad relacionada con el mundo del Internet.

Los defensores recalcitrantes del software alegan que se trata de una herramienta y que está al servicio de quien la usa y, desde luego, hay abundantes experimentos que parecen corroborarlo, siempre y cuando estas pruebas se efectúen en el campo de acción en el que los beneficios de aquella tecnología son indiscutibles: ¿quién podría negar que es un avance casi milagroso que, ahora, en pocos segundos, haciendo un pequeño clic con el ratón, un internauta recabe una información que hace pocos años le exigía semanas o meses de consultas en bibliotecas y a especialistas? Pero también hay pruebas concluyentes de que, cuando la memoria de una persona deja de ejercitarse porque para ello cuenta con el archivo infinito que pone a su alcance un ordenador, se entumece y debilita como los músculos que dejan de usarse.

No es verdad que el Internet sea sólo una herramienta. Es un utensilio que pasa a ser una prolongación de nuestro propio cuerpo, de nuestro propio cerebro, el que, también, de una manera discreta, se va adaptando poco a poco a ese nuevo sistema de informarse y de pensar, renunciando poco a poco a las funciones que este sistema hace por él y, a veces, mejor que él. No es una metáfora poética decir que la “inteligencia artificial” que está a su servicio, soborna y sensualiza a nuestros órganos pensantes, los que se van volviendo, de manera paulatina, dependientes de aquellas herramientas, y, por fin, en sus esclavos. ¿Para qué mantener fresca y activa la memoria si toda ella está almacenada en algo que un programador de sistemas ha llamado “la mejor y más grande biblioteca del mundo”? ¿Y para qué aguzar la atención si pulsando las teclas adecuadas los recuerdos que necesito vienen a mí, resucitados por esas diligentes máquinas?

No es extraño, por eso, que algunos fanáticos de la Web, como el profesor Joe O’Shea, filósofo de la Universidad de Florida, afirme: “Sentarse y leer un libro de cabo a rabo no tiene sentido. No es un buen uso de mi tiempo, ya que puedo tener toda la información que quiera con mayor rapidez a través de la Web. Cuando uno se vuelve un cazador experimentado en Internet, los libros son superfluos”. Lo atroz de esta frase no es la afirmación final, sino que el filósofo de marras crea que uno lee libros sólo para “informarse”. Es uno de los estragos que puede causar la adicción frenética a la pantallita. De ahí, la patética confesión de la doctora Katherine Hayles, profesora de Literatura de la Universidad de Duke: “Ya no puedo conseguir que mis alumnos lean libros enteros”.

Esos alumnos no tienen la culpa de ser ahora incapaces de leer La Guerra y la Paz o el Quijote. Acostumbrados a picotear información en sus computadoras, sin tener necesidad de hacer prolongados esfuerzos de concentración, han ido perdiendo el hábito y hasta la facultad de hacerlo, y han sido condicionados para contentarse con ese mariposeo cognitivo a que los acostumbra la red, con sus infinitas conexiones y saltos hacia añadidos y complementos, de modo que han quedado en cierta forma vacunados contra el tipo de atención, reflexión, paciencia y prolongado abandono a aquello que se lee, y que es la única manera de leer, gozando, la gran literatura. Pero no creo que sea sólo la literatura a la que el Internet vuelve superflua: toda obra de creación gratuita, no subordinada a la utilización pragmática, queda fuera del tipo de conocimiento y cultura que propicia la Web. Sin duda que ésta almacenará con facilidad a Proust, Homero, Popper y Platón, pero difícilmente sus obras tendrán muchos lectores. ¿Para qué tomarse el trabajo de leerlas si en Google puedo encontrar síntesis sencillas, claras y amenas de lo que inventaron en esos farragosos librotes que leían los lectores prehistóricos?

La revolución de la información está lejos de haber concluido. Por el contrario, en este dominio cada día surgen nuevas posibilidades, logros, y lo imposible retrocede velozmente. ¿Debemos alegrarnos? Si el género de cultura que está reemplazando a la antigua nos parece un progreso, sin duda sí. Pero debemos inquietarnos si ese progreso significa aquello que un erudito estudioso de los efectos del Internet en nuestro cerebro y en nuestras costumbres, Van Nimwegen, dedujo luego de uno de sus experimentos: que confiar a los ordenadores la solución de todos los problemas cognitivos reduce “la capacidad de nuestros cerebros para construir estructuras estables de conocimientos”. En otras palabras: cuanto más inteligente sea nuestro ordenador, más tontos seremos.

Tal vez haya exageraciones en el libro de Nicholas Carr, como ocurre siempre con los argumentos que defienden tesis controvertidas. Yo carezco de los conocimientos neurológicos y de informática para juzgar hasta qué punto son confiables las pruebas y experimentos científicos que describe en su libro. Pero éste me da la impresión de ser riguroso y sensato, un llamado de atención que –para qué engañarnos– no será escuchado. Lo que significa, si él tiene razón, que la robotización de una humanidad organizada en función de la “inteligencia artificial” es imparable. A menos, claro, que un cataclismo nuclear, por obra de un accidente o una acción terrorista, nos regrese a las cavernas. Habría que empezar de nuevo, entonces, y a ver si esta segunda vez lo hacemos mejor.

Reacciones a mención de la Carta del 79
Críticas. el 68,5% cuestionó la actitud de los fujimoristas. El 45% sostuvo que referencia de Humala no implica que abolirá Constitución de 1993. Además, el 72,2% opinó que las medidas de imprescriptibilidad, inhabilitación y eliminación de beneficios contribuirán a reducir la corrupción.

Si bien la población se encuentra dividida sobre la mención de Ollanta Humala de la Constitución de 1979, un alto porcentaje critica la reacción de la bancada del fujimorismo, que se la pasó gritando durante todo el mensaje presidencial, lo que muestra la falta de tolerancia.

El constitucionalista Samuel Abad refirió que la mención del jefe del Estado es solo un gesto político de reivindicación de los valores democráticos que inspiraron la Carta Magna de 1979, que fueron dejados de lado con el golpe del 5 de abril.

Agregó que la polarización de los peruanos sobre este tema muestra que el aspecto constitucional no tiene un fuerte impacto en la ciudadanía y por eso a veces ha respaldado golpes de Estado, como ocurrió con el del 5 de abril de 1992.

Destacó que, sin embargo, los cuestionamientos a la actitud de los congresistas fujimoristas evidencian que la población está disconforme con este tipo de enfrentamientos, que no contribuyen a mejorar la imagen del Parlamento. “Pese a que los peruanos puedan estar a favor o en contra de la mención del presidente, una gran parte critica los gritos de los representantes del fujimorismo y piden más tolerancia”, indicó.

Lucha contra la corrupción

Por otro lado, un alto porcentaje, que supera el 80%, respalda las medidas de imprescriptibilidad, inhabilitación y la eliminación de beneficios penitenciarios para los acusados de corrupción. La directora de Proética, Cecilia Blondet, manifestó que estas cifras revelan que la población está muy atenta a este tipo de medidas y espera que el nuevo gobierno impulse una real lucha contra este problema.

Recordó que en la última encuesta sobre corrupción, realizada el año pasado, la colocaba como la principal preocupación de la población, desplazando incluso a la pobreza, la inseguridad ciudadana y el desempleo.

“Este es un indicativo muy importante y cualquier acción que tome el gobierno en esta línea será trascendental para que se reconecte con la ciudadanía, que espera que el presidente asuma un liderazgo, así como ha anunciado que hará en el tema de la seguridad ciudadana”, sentenció.

ENTREVISTA A SEBASTIÁN PIÑERA, PRESIDENTE DE CHILE
“El mundo no se termina con el fallo de La Haya”
Proyección. “Tenemos que prepararnos para mantener una relación amistosa”. Transparencia. Dice que hay acuerdo con Humala para homologar gastos militares
Arranca una nueva etapa con el presidente Ollanta Humala, y si recordamos, el candidato Humala no fue precisamente el mejor amigo de Chile.¿Cómo avizora las relaciones entre ambos?
Muy buenas. Hemos conversado cuatro veces con el presidente Humala, hemos tenido conversaciones francas, leales y por lo tanto espero tener las mejores relaciones, no solo con el presidente Humala, sino entre Chile y el Perú y entre el pueblo chileno y el pueblo peruano. Sabemos que tenemos algunos elementos que nos separan, pero afortunadamente eso va a ser resuelto por una corte internacional y tenemos muchas cosas que nos unen. Por lo tanto, dejemos a La Haya lo que le corresponde a La Haya y al presidente Humala y al presidente Piñera lo que nos corresponde a los presidentes, como es la integración y el progreso de nuestros pueblos.

Durante la ceremonia de asunción al mando, el presidente Humala tuvo un gesto hacia usted cuando dijo que el Perú acatará la sentencia de La Haya y que esperaba que usted también. Usted asintió y recibió un aplauso, lo que no hizo con otro mandatario…
He podido desarrollar con el presidente Humala una relación de mucha amistad, franqueza y cercanía, porque eso es lo que corresponde y es lo que los pueblos esperan de nosotros, y tanto el Perú como Chile son respetuosos del derecho internacional y de los tratados internacionales. Por lo tanto, estoy seguro de que vamos a construir relaciones no solo amistosas, sino también fructíferas.

Según el canciller Roncagliolo, Chile tiene un crecimiento desproporcionado en compra de armas. El año pasado usted nos habló de la homologación en la compra de armas y ha firmado un proyecto de ley que modifica la ley del cobre. ¿Cuándo veremos esto hecho realidad?
Chile no está en ninguna carrera armamentista, ni tiene un gasto desproporcionado en defensa, es el gasto que se requiere para cumplir con un país que es amante de la paz, respetuoso de los tratados, de sus vecinos y respetuoso del derecho internacional, en consecuencia queremos promover –y lo hemos hecho con mucha fuerza en el seno de Unasur– un mecanismo de mayor transparencia a través de un mecanismo de homologación en el gasto de defensa, para despejar las dudas y las incertidumbres. Le puedo asegurar que Chile no está en ninguna carrera armamentista.

El ministro de Defensa, Daniel Mora, también dijo que Chile debe saber de nuestra capacidad de respuesta, aunque luego se corrigió y dijo que no tenía ningún sentimiento antichileno. ¿Cómo toma usted estas declaraciones?
El presidente Humala dijo, después de conocer estas declaraciones, que la línea de defensa la trabaja el presidente, y ese tema lo hemos conversado directamente con el presidente y estamos muy de acuerdo en avanzar hacia mecanismos de mayor transparencia y de homologación, para despejar toda duda y desterrar todo intento de carreras armamentistas. Tenemos tantas otras prioridades en qué invertir los recursos públicos. En eso hemos avanzado mucho con Argentina, país con el que tenemos una homologación en gastos de defensa y una fuerza conjunta que se llama la Fuerza Cruz del Sur para colaborar a la consolidación de la paz en distintos lugares del mundo.

Según el canciller Roncagliolo, el Perú no se va a plegar a ningún bloque ideológico. Imaginamos que habla del ALBA. Tenemos Unasur y la Alianza del Pacífico, que fue impulsada por el ex presidente García y que reunió a México, Colombia y Chile. ¿Siente Chile que ideológicamente está perdiendo un aliado al irse Alan García?
No. Sentimos que Alan García fue un gran presidente y un buen amigo de Chile y sentimos que Ollanta Humala también será un gran presidente y un buen amigo de Chile. Tenemos un tratado de libre comercio, inversiones cruzadas, no solo los casi 10 mil millones de dólares de capitales chilenos invertidos en Perú, sino que también están creciendo los capitales peruanos en Chile que son bienvenidos, tenemos la integración de las bolsas y también el acuerdo de integración profunda con la Alianza del Pacífico, que permitirá el intercambio de servicios, las inversiones, la integración física, la integración en materia de energía. Pero, además, la Alianza del Pacífico tiene el objetivo de unir fuerzas para proyectarnos juntos hacia el Asia Pacífico. La Alianza del Pacífico no es un acuerdo ideológico, es una alianza para enfrentar desafíos comunes, por lo tanto está abierta a la integración de otros países.

Cuando el presidente Humala se reunió con usted ofreció venderle gas a Chile, pero en el mensaje a la nación más bien dice que todo será para el consumo nacional. ¿Cómo lo toma?
El Perú es un país libre y soberano y tiene el derecho de disponer de sus recursos naturales como el gas. Lo que yo he escuchado al presidente Humala me parece muy razonable, que la prioridad es abastecer las demandas internas. Si quedan excedentes, entonces el Perú puede intentar exportar y dentro de ello es posible que podamos encontrar áreas de interés común. La integración de energía va mucho más allá del gas y lo que queremos hacer es lo que han hecho los países de América del Norte que han integrado sus sistemas eléctricos, lo que permite un funcionamiento más seguro, más económico. Y eso es parte de los objetivos que se están tratando hoy día entre el Perú, Colombia y Chile.

Desde que inició su mandato el ex presidente Alan García planteó una competencia amigable con Chile y dice que en los últimos cinco años el Perú ha estado superando a Chile. Y tuvo una frase de despedida: “Quien gobierna mal gobierna para Chile”.
No sé el significado de esa frase, pero recuerdo que cuando yo visité al presidente García como candidato me planteó que quería hacer una sana competencia de crecimiento, lo que me parece muy bien y es notable lo que ha logrado el Perú en los últimos años, como un crecimiento anual promedio cercano al 7%, y Chile también está creciendo a ritmo del 7%, por tanto el Perú y Chile son las dos economías que están liderando el crecimiento de la región y eso nos favorece a ambos. Por tanto, lejos de ver esta competencia como algo enemistoso, la miramos como un estímulo para hacer las cosas mejor.

El presidente García tampoco vio esto como algo inamistoso, sino que el que gobierna mal o con un modelo económico determinado está contribuyendo a que los vecinos crezcan más.
Todos los presidentes quieren lo mejor para sus países, lo que no significa que no seamos capaces de comprender que uniendo fuerzas vamos a lograr mejores resultados para ambos pueblos. Tenemos que ser capaces de sacar adelante lo que nos une y nos hermana y no seguir insistiendo en temas que pueden generar legítimas diferencias.

Le tocará a los presidentes Piñera y Humala ejecutar el fallo de La Haya. ¿Cómo visualiza esa ejecución?
Como presidentes tenemos que ser capaces de levantar la vista y mirar más allá. La posición chilena es muy sólida y muy fuerte y está respaldada en el derecho internacional, en los tratados internacionales y también en los hechos, y por eso hemos defendido los legítimos intereses de Chile con toda la fuerza que permite el derecho internacional; pero también entendemos que el mundo no se termina con el fallo de La Haya, continúa y tenemos que prepararnos para que la relación de Chile y el Perú siga siendo una relación inteligente, amistosa, constructiva cualquiera sea el fallo.

El Perú también está muy convencido de que tiene los argumentos sólidos. Es decir el Perú y Chile están seguros de que La Haya les dará la razón.
El hecho de que el Perú piense así no significa que nosotros no tengamos plena convicción de que nuestros argumentos son coherentes y consistentes, pero no tratemos de reemplazar al tribunal de La Haya. Ese tema lo va a resolver La Haya, no lo va a resolver ni el presidente Humala ni el presidente Piñera.

Durante el gobierno de Alan García se habló de la relación de cuerdas separadas y durante la visita que le hizo el presidente Humala se habló de una integración amplia dejando aparentemente de lado el tema de las cuerdas separadas. ¿Cómo lo interpreta?
No nos quedemos atrapados en las palabras… La posición chilena ha sido dejemos en La Haya lo que es de La Haya y tomemos en nuestras manos lo que nos corresponde a nosotros. Porque cuando se presentó el tema en La Haya había tres opciones: ignorarnos y darnos las espaldas hasta que terminara el proceso, agredirnos y deteriorar las relaciones, y dejar en La Haya lo que le corresponde y seguir avanzando en los temas que son de interés mutuo: la integración, la lucha contra el narcotráfico, la proyección hacia el Asia Pacífico. El tercer camino era el mejor y me alegro mucho, y como quieran llamarlo, ese es el camino que hemos seguido y seguiremos en el futuro.

El año pasado el candidato Humala le entregó una carta bastante dura en la que le exigía disculpas. ¿Cómo toma el empresariado chileno este cambio de timón en el gobierno?
Los empresarios chilenos buscan nuevas oportunidades en el Perú y esto genera un beneficio mutuo, en la medida que los empresarios chilenos sean respetuosos de la legislación y de las tradiciones y costumbres del Perú, como lo han sido. Y yo quiero decirle a usted, y esto lo conversé con el presidente Humala, porque me mostró que había más inversiones chilenas en el Perú que peruanas en Chile, entonces le dije que los que están en deuda son los peruanos. Bienvenidas, entonces, las inversiones peruanas a Chile.

EE.UU. se acerca al precipicio
Domingo 31 de Julio del 2011
WASHINGTON [EFE]. El presidente de EE.UU., Barack Obama, volvió a implicarse ayer en negociaciones con legisladores demócratas y republicanos para elevar el techo de la deuda, mientras los planes de ambos partidos se estrellaban en las dos cámaras.
En un fin de semana clave para evitar que el Tesoro estadounidense se declare parcialmente en cese de pagos el próximo martes, el obstruccionismo continuó protagonizando las tensas negociaciones que mantuvieron activos tanto a la Casa Blanca como al Capitolio.
En una agitada votación, la Cámara de Representantes de mayoría republicana rechazó, por 246 contra 173 votos, la propuesta demócrata para alzar el techo de la deuda que ahora se sitúa en 14,3 billones, antes aun de que el Senado iniciara los trámites para votarla.
Los republicanos optaron así por devolver el golpe que el Senado asestó el viernes a la propuesta del presidente de la Cámara Baja, John Boehner, al bloquearla poco después de que fuera aprobada en ese hemiciclo.
El líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, aseguró en una conferencia de prensa tras la votación que había hablado ayer por teléfono tanto con el vicepresidente, Joe Biden, como con Obama, y opinó que el mandatario debería estar en cualquier negociación para llegar a un consenso.
“Confío plenamente en que lograremos un acuerdo en un futuro muy próximo”, aseguró McConnell, mientras que Boehner subrayó que los estadounidenses pueden estar seguros de que esta crisis se acabará y de que no habrá cese de pagos.
Ese optimismo contrastó con la frustración que el líder de la mayoría del Senado de Estados Unidos, el demócrata Harry Reid, expresó más tarde en el pleno del Senado, después de una visita a la Casa Blanca junto a la lideresa de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.
Los dos legisladores se reunieron con Obama poco después de que el plan de Reid se estrellara en la Cámara Baja, en una cita de la que no han trascendido detalles.
“No es cierto que estemos cerca de un acuerdo significativo”, dijo Reid en el Senado tras la reunión. “Y si estamos hoy aquí, es por una sencilla razón: el filibusterismo”, añadió.
El líder demócrata pasó la mañana inmerso en intercambios con los republicanos para garantizar el éxito de la votación programada para la madrugada de hoy, un voto de procedimiento para limitar el debate y asegurar que la medida pueda votarse definitivamente a primera hora de mañana.
Para ello, Reid necesita una mayoría de 60 votos, lo que obliga a los demócratas, que controlan la Cámara, a asegurarse el respaldo de por lo menos siete republicanos.
Ese objetivo pareció ayer lejano cuando McConnell entregó a Reid una carta en la que 43 de los 47 senadores republicanos se comprometían a votar en contra.
Reid ha modificado en los últimos días su plan para añadirle elementos impulsados por McConnell, y su propuesta incluye ahora una elevación de la deuda en dos fases, hasta llegar a 2,4 billones (mil millones) de dólares, y una reducción del déficit en 2,2 billones (mil millones) de dólares en la próxima década.
No obstante, carece de un mecanismo que establezca cómo actuar si el Congreso no consigue reducir el déficit en los niveles esperados, lo que se ha convertido en el principal argumento de muchos republicanos para rechazar el plan.
CLAVES
SIN FONDOS
El Gobierno de EE.UU. podría quedarse sin fondos para pagar todas sus cuentas el martes, a menos que el Congreso acuerde elevar el límite de deuda de US$14,3 billones.
CAOS FINANCIERO
El mundo ha seguido con creciente alarma las discusiones en Washington, ya que la cesación de pagos generaría caos en los mercados financieros.
PEOR SEMANA
Los mercados de EE.UU. afrontaron su peor semana en un año debido a la incertidumbre.
Perú batió a Bélgica y apunta a quinto lugar
Hoy (4:15 p.m.) juega con Rep. Dominicana
Domingo 31 de Julio del 2011
Solo cuando Bélgica falló anoche el último punto, en ese dramático cuarto set, Natalia Málaga sonrió. Durante todo el partido fue muy dura con sus chicas, las recriminó, intentó levantarles el ánimo y vaya que le costó. Se le ganó a las belgas y hoy, porque así lo quiso el destino, volveremos a enfrentarnos a República Dominicana (4:15 p.m. en el Dibós) para saber cuál de las dos ocupa el quinto lugar del Campeonato Mundial Juvenil de Vóley.
El gesto de Natalia lo decía todo. Hasta ahora no le pasa el trago amargo de no estar disputando hoy una de las medallas. Pero haber ganado anoche a las belgas por 25-19, 23-25, 25-19 y 27-25 en 1h:37min es un premio consuelo que, además, tiene sabor a revancha pues las dominicanas nos ganaron el miércoles pasado gritándonos en nuestra propia cara.

BRASIL ANTE ITALIA
La final los vuelve a poner frente a frente. Brasil e Italia ya se enfrentaron en la primera ronda (ganó Brasil 3-1) y hoy les toca definir el último partido del Mundial.
Brasil clasificó con angustia a la gran final al ganarle en cinco disputadísimos sets a Estados Unidos, que forzó un quinto parcial que solo cedió en 15-17. Su rival será Italia, que despachó a China con más facilidad de la que se preveía (25-21, 25-20, 25-16).
Los dos perdedores de ayer, Estados Unidos y China, jugarán por la presea de bronce desde las 2:15 p.m., siempre en el Dibós.


CASTIGUEN A LAS HISTÉRICAS
Una larga suspensión espera a histéricas Chávez y Salgado
En medio del repudio ciudadano unánime a su escandaloso comportamiento durante el mensaje del presidente Ollanta Humala, las congresistas Fujimoristas Martha Chávez y Luz Salgado parecen quedarse solas, al negarles apoyo su bancada, ante su histérica y poco ecuánime actitud del pasado jueves, que puede costarles una larga suspensión como legisladoras.
La representante de los deudos de las víctimas de La Cantuta, Gisela Ortiz, y la secretaria de la Coordinadora Nacional de derechos humanos, Rocío Silva Santisteban, concordaron en señalar que Chávez y Salgado actuaron de manera histérica y fuera de sus cabales, al armar un deplorable escándalo durante el primer mensaje a la nación de Ollanta Humala en el Congreso.
Ortiz apuntó que ambas parlamentarios deberían ser sancionadas por su comportamiento desaforado y desquiciado que empañó tan solemne e histórico acto, sin tomar en cuenta que estaban dando una mala imagen ante los presidentes extranjeros invitados a la asunción de mando.
CASTIGO POR 120 DÍAS
Expertos consultados por nuestro diario señalaron que, en caso de ser sancionadas por el Parlamento, las congresistas fujimoristas Martha Chávez y Luz Salgado arriesgan la posibilidad de ser castigadas con la máxima inhabilitación de 120 días, habida cuenta de la gravedad de su inconducta, con el agravante adicional de haberla perpetrado en presencia de los dignatarios extranjeros invitados del más alto nivel, como los presidentes sudamericanos y otros jefes de Estado, además del príncipe de Asturias y heredero de la corona española, Felipe de Borbón.

DERROTADAS
“Si se comportaron así debe ser porque están pasando por la menopausia, pero eso no les da derecho a pisotear el respeto debido a la juramentación del presidente Ollanta Humala y delante de presidentes invitados en el Congreso”, dijo.
A su vez, Silva Santisteban señaló que las parlamentarias Fujimoristas actuaron presas de histeria y nerviosismo, debido a que “todavía no se resignan a aceptar el triunfo de Ollanta Humala”, lo que resulta deplorable.
“Es raro que no hayan sabido comportarse con dignidad, sobre todo porque ya han pasado por la experiencia de ser parlamentarias. Ha sido un papel bochornoso. Se han dejado llevar por el espíritu de la derrota”, dijo.
A su vez, la ministra de la Mujer y Desarrollo Social, Aída García Naranjo, negó que la reacción airada de Martha Chávez corresponda a la actitud de las mujeres peruanas pues su comportamiento ni siquiera ha recibido el apoyo total en su bancada.

NO HAY GUERRA
Negó, asimismo, que exista una guerra entre el gobierno de Ollanta Humala y la facción Fujimorista, después que el mandatario jurara en su cargo rindiendo homenaje al espíritu, los valores y los principios de la Constitución de 1979.
“No va a haber una guerra declarada (con el Fujimorismo) porque nosotros llegamos en son de paz y para que haya guerra tendría que haber dos partes enfrentadas y aquí no hay dos partes en confrontación”, aseveró García Naranjo a LA PRIMERA, y dijo estar sorprendida por la polémica en torno a la juramentación de Humala cuando “no se ha producido infracción alguna contra la constitución vigente”.

COMISIÓN DE ÉTICA
El representante voceado para presidir la Comisión de Ética del Legislativo, Humberto Lay, adelantó a LA PRIMERA que las denuncias por inconducta que en su momento presente la bancada de Gana Perú contra las Fujimoristas Chávez y Salgado serán debidamente evaluadas por ese grupo de trabajo legislativo.
“Bueno, habrá que tratar el tema, de todas maneras”, señaló luego de acudir a la VI Ceremonia de Acción de Gracias por el Perú, organizada por las comunidades de confesión evangélica del Perú.
Lay calificó de lamentables y bochornosos los incidentes que ambas protagonizaron durante la toma de posesión del presidente Ollanta Humala, cuando interrumpieron a viva voz la juramentación del cargo de este último y el mensaje a la Nación que exponía ante el Parlamento. “Repito, fue muy lamentable, y se requiere abordar este asunto (por la Comisión de Ética)”, remarcó.
Asimismo, el parlamentario consideró primordial aplicar los correctivos que sean necesarios, “a fin de que no se repitan cosas así”, como la inconducta, las faltas a la compostura y los buenos modales, protagonizadas por ambas congresistas.
“Además, fue una falta de respeto a los ilustres visitantes (entre los que se encontraban los jefes de Estado sudamericanos que asistieron a la toma de mando presidencial)”, puntualizó.
La mañana de 28 de julio, Martha Chávez, encabezó un bochornoso reclamo, a viva voz, contra el juramento de Humala, exigiéndole con la discutida Constitución de 1993 en la mano, que “reconociese” este documento, como si el nuevo presidente lo hubiera desconocido. En respuesta, la bancada nacionalista respaldó a su líder, coreando “Ollanta presidente” y “No a la corrupción”.

ELLAS LO SABÍAN
Fuentes del Congreso indicaron a este diario que las legisladoras Fujimoristas sabían que el presidente Ollanta Humala iba hacer alusión a la Constitución del 79 al momento de juramentar, y que armaron el escándalo en coordinación con el condenado de la Diroes.
“Existe un área encargado de diplomas en el Congreso, donde se confeccionó el pergamino con el juramento con alusión a la Constitución del 79. La Oficialía Mayor, que recibió el encargo de Gana Perú, trató el material presidencial como si fuera una diploma más, sin la mínima reserva”, dijo uno de los informantes.
Fue así, prosiguió, como el asesor Fujimorista Guido Lucioni recibió la información del trabajador de la Biblioteca del Congreso, Moisés Díaz, exintegrante del cuerpo de seguridad del Legislativo. “Lucioni le avisó a Martha Chávez el contenido del juramento con la alusión a la Constitución del 79”, dijo otra fuente cercana al Fujimorismo. El 27 de julio, un día antes de la juramentación, luego de llamar a la Diroes (al preso Alberto Fujimori), las congresistas y otros miembros de su bancada acordaron realizar el alboroto que lideró Chávez. La idea era reclamar solamente al inicio, pero Chávez decidió hacerlo durante todo el mensaje, al ser informada de que el acto estaba siendo transmitido en vivo por CNN, indicaron las fuentes.

BANCADA FujimoriSTA SE NIEGA A APOYARLAS
El congresista Kenji Fujimori marcó distancias de la inconducta y falta de respeto a la majestad del Parlamento perpetradas por sus colegas Martha Chávez y Luz Salgado, al indicar que los escándalos que protagonizaron en el hemiciclo legislativo, el pasado 28 de julio, fueron actos personales.
Fujimori aclaró que la desaforada violencia verbal y demás actos provocadores que ambas cometieron durante la toma de la posesión del nuevo presidente, Ollanta Humala, no comprometen “en lo más mínimo” a la bancada Fujimorista.
“Se trata de acciones personales de ambas (congresistas) que la bancada de Fuerza 2011 no las asume”, subrayó luego de acudir a la VI Ceremonia de Acción de Gracias por el Perú, organizada por las comunidades de confesión evangélica del Perú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

BLOGITALIA

BlogItalia - La directory italiana dei blog

MUSICA SHAKIRA

MUSICA SHAKIRA